La nueva edad oscura

La tecnología y el fin del futuro

La nueva edad oscura

FRAGMENTO

«Nuestras tecnologías son cómplices de los mayores retos a los que nos enfrentamos hoy: un sistema económico descontrolado que aboca a muchos a la miseria y continúa ampliando la brecha entre ricos y pobres; el colapso del consenso político y social a lo largo y ancho del planeta, que resulta en el auge de los nacionalismos, las divisiones sociales, los conflictos étnicos y las guerras no declaradas, y un cambio climático que constituye una amenaza existencial para todos.

En las ciencias y en la sociedad, en la política y en la educación, en la guerra y en el comercio, las nuevas tecnologías no se limitan a aumentar nuestras capacidades, sino que las determinan y dirigen activamente, para bien y para mal. Cada vez es más necesario que seamos capaces de repensar las nuevas tecnologías y de adoptar ante ellas una actitud crítica, para así poder participar de manera significativa en el proceso por el que estas determinan y dirigen nuestras capacidades. Si no entendemos cómo funcionan las tecnologías complejas, cómo se interconectan los sistemas de tecnologías y cómo interactúan los sistemas de sistemas, estaremos a su merced, y será más fácil que las élites egoístas y las corporaciones inhumanas acaparen todo su potencial. Precisamente porque estas tecnologías interactúan entre sí de formas inesperadas y a menudo extrañas, y porque estamos completamente vinculados a ellas, este conocimiento no puede limitarse a los aspectos prácticos de cómo funcionan las cosas: debe ampliarse a cómo las cosas llegaron a ser como son y a cómo continúan funcionando en el mundo de maneras a menudo invisibles y complejas. Lo que se necesita no es comprensión, sino alfabetización.

Una verdadera alfabetización en sistemas consiste en mucho más que en la mera comprensión, y podría entenderse y llevarse a la práctica de diversas maneras. Va más allá del uso funcional de un sistema; abarca también su contexto y sus consecuencias. Se niega a ver la aplicación de cualquier sistema individual como una panacea y, en lugar de ello, se centra en las interrelaciones de los sistemas y en las limitaciones intrínsecas de cualquier solución aislada. Significa hablar con fluidez no solo el lenguaje de un sistema, sino también su metalenguaje (el lenguaje que ese sistema emplea para hablar de sí mismo y para interactuar con otros sistemas), y es sensible a las limitaciones y a los usos y abusos potenciales de ese metalenguaje. Supone ser —y esto tiene una importancia crucial— capaz de hacer críticas y responder a ellas.»

James Bridle


«A medida que el mundo que nos rodea aumenta en complejidad tecnológica, nuestra comprensión de lo que ocurre en él disminuye. Pensamos que nuestra existencia puede comprenderse a través del cálculo y que poseer más datos bastará para ayudarnos a construir un mundo mejor. En realidad, estamos perdidos en un mar de información, cada vez más dividido por el fundamentalismo, las narrativas simplistas, las teorías conspirativas y las posverdad. Mientras tanto, quienes están en el poder aprovechan nuestra miopía para promover sus propios intereses. A pesar de la aparente accesibilidad a la información, estamos viviendo en una nueva edad oscura.»

Mark O’Connell, The New Yorker


Descripción

  • autor: James Bridle
  • diseño gráfico: Camila Bustamante
  • formato: 16 x 23 cm
  • impresión: Diversidad Gráfica SA de CV (México)
  • edición: abril 2020
  • páginas: 314

Información adicional

escoger

Libro, Libro y café 250gr, Libro y café 500gr